Cuba reconoce atrasos en pagos de sus deudas por situación financiera del país

Cuba continúa con impagos en su deuda con el exterior y el ministro de Economía reconoció que se debe a la situación financiera del país. 

«Estamos enfrentando atrasos en los pagos, asociados a la situación financiera del país; pero reiteramos nuestro compromiso y agradecemos la comprensión de los acreedores que, a pesar de esa situación, siguen confiando en Cuba», dijo Alejandro Gil al diario oficialista Granma.  

Durante 2019 el turismo extranjero, una de las principales fuentes de ingresos del gobierno, bajó a partir de junio tras las sanciones de Estados Unidos al régimen y también perdió varios contratos de los convenios médicos con países de América Latina como Ecuador y Bolivia, tras el fin en 2018 del Mais Médicos con Brasil.

Las remesas y el envío de mercancías son el primer renglón de la economía de Cuba

Según Gil, durante el año pasado «se mantuvo un control de los nuevos financiamientos, de modo que el país no incrementara su endeudamiento externo». 

En noviembre de 2019, tras la crisis energética renombrada «situación coyuntural» por el gobernante Miguel Díaz-Canel, las autoridades cubanas dijeron que estaban pagando la deuda de $2.600 millones a pesar de la crisis.

Cuba, además, continúa sin atraer a los inversores extranjeros necesarios para la Zona Especial de Desarrollo del Mariel y otras oportunidades de negocios. El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil aseguró que el gobierno de La Habana dejará de pagar $561 millones de dólares de la deuda del Mariel.

«Lamentablemente no hay muchos avances en este tema», afirmó el alto funcionario, quien refirió como «un problema grave» que los estudios de viabilidad de inversiones luego no coinciden con la realidad, al cual se suma la dependencia de la importación a Cuba.

«Puede ser la empresa estatal, no estatal, la inversión extranjera, pero debe ser un actor nacional con un mínimo de importaciones», apuntó.

Gil reconoció que el proceso inversionista se centraba en las etapas previas de construcción y montaje, pero no en los rendimientos, una situación que se cambió según él.

Facebook Comments