Dirigentes de Cultura en Matanzas Extorsionan a los artistas a cambio de contratos laborales.

Denuncian trama corrupción rampante en la Dirección Provincial y Municipal de Cultura de Matanzas, la Empresa de la Música y al Consejo de las Artes escénicas.

Sitios donde, según una fuente que ha preferido ocultar su nombre por temor a represalias, pululan la corrupción en sus pasillos y oficinas.

Despierta Cuba ha tenido acceso a un informe que detalla con nombres y apellidos los dirigentes de cultura en la provincia de Matanzas que extorsionan a los artistas a cambio de contratos laborales.

La fuente denuncia que Albert Sopeña Martell, Director Provincial de Cultura, recibe ingresos de parte de otros directivos subordinados obtenidos ilegalmente de la contratación de orquestas nacionales y otras agrupaciones.

Albert Sopeña y Abel Prieto

Estos a cambio de la llamada a trabajar le tributan el 10 % del precio del contrato acordado en efectivo, práctica común entre los directivos de la cultura en la provincia y los municipios.

Dirigentes de Cultura en Matanzas Extorsionan a los artistas a cambio de contratos laborales.

La fuente también señala un manejo inadecuado del presupuesto destinado a los eventos, esto incluye el pago a trabajadores por cuenta propia y a cooperativas, a las cuales se han realizado pagos indebidos con iguales propósitos, así como su falta de control y se cuenta que hasta compromiso con personas que han viajado al exterior a través de cultura y que no han regresado al país.

La fuente asegura que Sopeña ha robado parte de las donaciones que se le han entregado para usarlas en fines personales.

Otro de los acusados en el informe es Osbel Marrero, Subdirector Provincial de Cultura. Influyente en las decisiones importantes a causa de la recurrente ausencia del director, quita, propone y pone a quien considera en los cargos municipales y hasta provinciales, su conducta moral deja mucho que desear según nuestro informante, pues es el amante de la subdirectora de cultura del Municipio Matanzas, (la cual fue promovida al cargo por ser su amante) sin tener dominio ni experiencia para el cargo. En una manifestación clara de nepotismo.

Osbel Marrero en la Tumba de Fidel Castro en Santa Ifigenia

La fuente alega que Marrero también recibe ingresos de parte de otros directivos subordinados obtenidos ilegalmente de la contratación de orquestas nacionales y otras agrupaciones.

Estos a cambio de la llamada a trabajar tributarían el 10 % del precio acordado en efectivo , así como mediante la gestión en eventos y fiestas populares de los diferentes municipios ,además de artistas que le retribuyen supuestos favores realizados en beneficio de ellos , pertenecientes al Centro de la Música y a las Artes Escénicas de Matanzas y lo hacen con dinero.

El Diretor Prvincial de Cultura Albert Sopeña se roba las donaciones para fines personales

La fuente los vincula con prácticas deshonestas en la realización de actividades como la Feria del Libro y es conocida su relación comercial con trabajadores por cuenta propia (bares) que programan artistas, incluso hasta de renombre nacional por medios propios y no utilizando las empresas estatales de contratación artística, de lo cual recibe su remuneración por hacer el de la vista gorda, además con las cooperativas que realizan acciones constructivas para el organismo.

Eddy Alonso, Director Municipal de Cultura de Matanzas, también conocido entre los artistas y proyectos audiovisuales como EDDY 10 %, debido a que desde que era programador de esta dirección es una práctica obligada exigirles a los artistas, técnicos de audio y proyectos audiovisuales en efectivo el 10% del valor de la contratación a cambio de recibir llamados a trabajar dentro de la programación mensual, además de los Carnavales.

Un ejemplo de ello lo es EL BOLERAZO, actividad que se realizaba mensualmente en la sede de la UNEAC, donde además de cobrar la entrada se vendían bebidas alcohólicas de mutuo acuerdo para ganar dinero. Se trasladó el mismo para la Casa de Cultura Bonifacio Birne, donde se siguió cobrando la entrada y vendiendo bebidas alcohólicas, ambas cosas supuestamente prohibidas de hacer en una institución cultural.

Tu traje verde olivo
nunca lo olvidaré,
con el te recordaré
Por siempre Comandante

Grande como gigante
y guerrillero de la Sierra,
en mi corazón estarás vivo
fruto de esta tierra.

Siendo pionera
muy fuerte gritaré,
que tu ejemplo seguiré
Por siempre Comandante.

Unidos y adelante
cantaré tu canción,
defendiendo mi trinchera
y tu Revolución.

Escribió Alonso en su Facebook en Noviembre pasado.

«Mi orgullo como padre es que mi hija Eymi, de diez años, haya escrito estos versos para participar en el concurso «FIDEL ENTRE NOSOTROS» y así recordarlo siempre.. Gracias a los maestros de la Escuela Primaria Mártires del Corynthia por incentivar y educar a las nuevas generaciones.» Escribió Alonso en su Facebook en Noviembre pasado.

Con el ánimo de seguir aumentando sus ingresos personales, con su autorización y conocimiento (y recibiendo los correspondientes beneficios). En dicha Casa de Cultura todos los proyectos (infantiles y juveniles) que atienden los instructores cobran a cada alumno diferentes precios hasta 5.00 cuc por recibir las clases y ensayos, en algunos casos, cuando estas clases y ensayos forman parte del encargo y contenido de trabajo de los mismos instructores, servicio que debe brindarse gratuitamente, aclara la fuente.

Eddy Alonso mas conocido como EDDY 10 %, debido a que le exige a los artistas, el 10% del valor del contrato otorgado.

Según la política cultural, a eso no escapa ningún proyecto e incluso existe una Escuela para cantantes donde los jóvenes pagan por sus clases a los profesores dentro de una institución cultural del estado, Alonso hasta habría autorizado a vivir a personas dentro de la mencionada institución cultural.

En el Consejo Provincial de las Artes Escénicas, se nombra a Pedro (Rodríguez) Caballero como presidente, alguien que trabajaba como administrador en uno de los grupos de teatro, pertenecientes al Consejo, sin una trayectoria artística profesional, sin experiencia de dirección dentro de la cultura,

La fuente asegura que Caballero, condiciona los contratos al intercambio de sexo con personajes influyentes de la capital del país que aseguran de esa manera la permanencia de sus intereses y grandes fiestas, paseos, comidas etc. cada vez que deciden venir a matanzas.

La fuente seguro en su informe que para ser nombrado en un cargo o lograr sus objetivos profesionales en El sector de la cultura en Matanzas, es necesario tener una relación sexual con alguien influyente en el ámbito cultural, olvídese de que usted sepa o no , sea idóneo o no solo tenga sexo , participe en las fiestas bacanales del Biscuit , ah no se le olviden los regalos y el 10% dinero, que serán su pasaporte al triunfo. Sentencia el informante.

La Empresa de la Música Rafael Somavilla, es catalogada en el informe como el mayor antro de corrupción dentro del entorno cultural de la provincia de Matanzas, donde una plaza de vestuarista o costurera tiene el valor de 50.00 cuc.

Caballero, condiciona los contratos al intercambio de sexo con personajes influyentes de la capital

En él se denuncia que Consuegra, Xiomara o Zoila, venden dichos puestos de trabajo.

En esta Empresa exoone el informe que hay que pagarle a los comerciales para que programen a los artistas.

Denuncia además el documento que el dinero que paga el hotel por los artistas, es robado por los funcionarios para pagarle a sus amigos.

El informante cuenta que se han dado casos donde se falsifica las firmas de los artistas en nóminas y modelos de distribución donde los económicos hacen y deshacen y no pasa nada, pues sus directivos no poseen conocimientos para fiscalizar el trabajo de sus subordinados.

El nuevo director de la empresa , ni siquiera ha sido nunca artista, una práctica común en los medios culturales y de comunicación.

Mientras más mediocre o corrupto más posibilidades tienes de dirigir un medio de comunicación o una institución cultural. Asegura otra fuente que habló con la condición de que usáramos el seudónimo de Miguel Perez.

Facebook Comments