Líder juvenil de la UNPACU es detenido por la Seguridad del Estado

En horas de la tarde del jueves el líder juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Amel Oliva Torres, fue detenido por agentes de la Seguridad del Estado.

SANTIAGO DE CUBA.- En horas de la tarde de este jueves fue detenido por agentes del Ministerio del Interior Carlos Amel Oliva Torres, miembro de la dirección nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), líder de su frente juvenil y promotor de Cuba Decide.

Carlos Amel fue arrestado cuando salía de la  sede principal de la UNPACU, que radica en el reparto Altamira, en la ciudad de Santiago de Cuba. En la esquina del lugar el oficial de apellido Fujishiro lo condujo en un auto de patrulla hacia la Segunda Unidad El Palacete, centro policial que en los últimos meses ampara con mucha frecuencia el acoso contra Oliva, su familia y varios miembros de UNPACU. Horas más tarde fue citado a la misma unidad Ernesto Oliva Torres, hermano del Carlos Amel, y también activista.

En esta ocasión los motivos de la arbitrariedad fueron dos, aunque las autoridades del régimen se “ahorran el tiempo” de entregar orden de detención o en dar explicación del motivo del arresto. La primera justificación guarda relación con un hecho violento que aconteció hace varios días, en un politécnico ubicado en el reparto Portuondo, donde colocaron grafitis contra el Gobierno y agredieron al custodio, según la versión de los oficiales. Luego de este incidente resultaron detenidos indistintamente tres miembros de la UNPACU, dos fueron multados y uno muy golpeado por el solo hecho de que la policía política presumía que ellos habían sido los culpables.

“Un instructor preguntó por el hecho violento y nosotros dejamos claro que nuestra organización es pacífica y repudia cualquier acto violento, además no orientamos colocar carteles en fachadas de escuelas porque quien las utiliza con fines políticos es el propio régimen”, aseguró el líder juvenil de la UNPACU.

El segundo motivo no es nuevo pero si muy preocupante, y es que vuelve la Seguridad del Estado a amenazar con confiscar las viviendas que funcionan como sede de la organización. En esta ocasión hicieron preguntas sobre cómo se adquirieron. La última vez que el Departamento de la Seguridad del Estado mostró interés por estas propiedades fue el pasado 14 de octubre, cuando el propio Ernesto Oliva resultó detenido frente a  la vivienda de sus padres, donde reside, por varios oficiales del MININT. Durante aquel interrogatorio no solo le multaron, sino que le amenazaron con que acabarían con la UNPACU y decomisarían el inmueble, que está a su nombre, por brindar asistencia social a los desamparados de la comunidad.

Carlos Amel Oliva fue liberado tras ocho horas de detención, no sin antes recibir amenazas sobre el futuro de la UNPACU y su principal coordinador, José Daniel Ferrer García, quien cumple este viernes 87 días de encarcelamiento, marcados por todo tipo de irregularidades, violaciones, sin fecha de juicio, abogados o al menos un instructor de caso que explique a familiares como está transcurriendo el proceso.

Publicado en Cubanet

Facebook Comments