Nuevos detalles sobre el caso de la niña violada en Santiago de Cuba

El presunto violador de una niña de ocho años en Santiago de Cuba, identificado como Alejandro Wilson Correa, está ingresado con múltiples lesiones en el Hospital Clínico Quirúrgico Doctor Juan Bruno Zayas.

Está allí tras la severa golpiza que recibió el pasado lunes por parte de la multitud, que estuvo a punto de acabar con su vida.

Según una información de la agencia Cubanet, Wilson Correa posee varios antecedentes penales.

No obstante, era considerado un amigo por los familiares de la víctima.

Por ello, el pasado 8 de febrero le pidieron de favor que la fuese a recoger a un cumpleaños al que había asistido.

Fue entonces que el supuesto agresor, de 34 años y paciente de VIH, cometió el acto, al parecer en un lugar conocido como la entrada del Distrito José Martí, concretamente dentro de un antiguo avión hace las veces de restaurante.

Según los testimonios recogidos por Cubanet al día siguiente, mientras trataba de escapar de la familia de la menor, robó una bicicleta en la calle Santa Elena, en la comunidad La Barca de Oro.

Pero fue alcanzado por la muchedumbre en la calle 3 del reparto Nuevo Vista Alegre, que comenzó a golpearlo hasta que gracias a la policía pudo refugiarse en una vivienda.

En las redes sociales han circulado videos de estos hechos, así como del enfrentamiento de la población con los agentes del Ministerio del Interior, que incluso tuvo que acudir a las tropas especiales armadas.

Sin embargo, un vecino del lugar aseguró que la situación se agravó por la respuesta violenta de la policía hacia la gente.

“En un momento del enfrentamiento, los boinas negras dispararon con sus armas largas y cortas, pero la gente siguió enfrentándolos con piedras.

En realidad, las personas respondieron así porque los policías fueron los primeros en agredir a los muchachos que estaban queriendo linchar al violador”, afirmó el hombre, que pidió no ser identificado.

Según esta fuente anónima, al menos ocho policías resultaron lesionados y seis vecinos están detenidos.

Mientras, la niña abusada se encuentra hospitalizada en el hospital infantil conocido como La Colonia Española, donde se le están suministrando medicamentos antirretrovirales, tras haber sido operada en al menos tres ocasiones.

Publicado en CiberCuba

Facebook Comments