Socialismo Salvaje: Decomisan “10 plátanos y 20 yucas” a chofer de guagua

Por Ernesto Oliva Torres

El líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer García, denuncia la ridícula persecución a cubanos que compran o venden alimentos.

El operativo policial ocurrió en el punto de control policial de Glorieta, un lugar cercano a la bahía guantanamera, perteneciente al municipio de Caimanera.

Según Ferrer, este punto de control es muy agresivo porque por ahí se trata de detener a quienes quieren irse del país saltando o nadando hacia la base militar estadounidense en esa bahía.

“También la policía está detrás (…) de alimentos y de cualquier producto que consideren ilegal o les interese quitarles a sus legítimos dueños para poder comer ellos en sus casas”, expresó Ferrer.

En el video se narra que el objetivo del operativo era por unos pocos cambutes (plátanos burros o fongo), yuca y otro poco de viandas.

“Este tipo de cosas solo se ven en naciones bajo regímenes tiránicos y generalmente de tipo comunista, porque las dictaduras de derecha no acostumbran a hacer tales papelazos”, dijo el líder opositor.


“¿Qué tipo de papelazos? – Preguntó irónicamente – Sencillo. Dice uno de los guardias que ellos son revolucionarios, que llamaron de allá y la misión de ellos es detener la guagua (ómnibus)” – continuó.

El opositor comparó lo sucedido con la reacción de las autoridades estadounidense o mexicanas cuando en sus respectivos países hay orden de detener un cargamento de droga.

Las víctimas de la represión reprochaban que el cambute que trasladaban era poca, apenas dos sacos, y no estaba prohibido hacerlo.


“Eso es un cambute que compramos para vivir porque no hay arroz, ni más nada para comer. Está malo esto (refiriéndose al agudo desabastecimiento de alimentos)”, expresaron varios pasajeros.

Pese a las advertencias de los militares al cubano que filmaba lo que ocurría, este lo continuó haciendo alegando que tenía el derecho de hacerlo.

Según termina diciendo Ferrer, las personas pudieron llevar consigo sus alimentos gracias a su postura fuerte, decididos a defenderse.

En la Isla totalitaria, el mínimo traslado de alimentos que resulte sospechoso de ser gestión privada de abastecimiento a la población, capacidad que el castrismo no tiene, son reprimidas brutalmente.

Para la dictadura es preferible la muerte de cubanos por inanición que dar cobertura real a la sociedad para que se autoabastezca.

Facebook Comments