Artista Hamlet Lavastida desterrado de Cuba después de tres meses de cárcel.

El artista Hamlet Lavastida , cuyo encarcelamiento en Cuba se convirtió en un foco de tensión para un floreciente movimiento artístico que buscaba la libertad política en el país, fue desterrado a Polonia, después de tres meses de detención el pasado fin de semana. Su novia, la escritora y activista Katherine Bisquet, dijo que ella y Lavastida habían sido exiliados a Europa.

Lavastida fue arrestado a fines de junio después de regresar de una residencia en la Künstlerhaus Bethanien en Berlín. Las autoridades cubanas lo acusaron de “incitación a cometer un delito” porque había PENSADO estampar en moneda local imágenes relacionadas con San Isidro y el 27N , dos movimientos activistas que buscan llamar la atención sobre la represión de la libertad de expresión en Cuba. Después de la detención de Lavastida, Amnistía Internacional lo nombró «preso de conciencia».

En su trabajo, Lavastida ha hablado críticamente de los funcionarios cubanos y ha intentado representar los abusos de poder vinculando el trato a los artistas en el país con el clima político de la Unión Soviética de la era de Stalin. Hablando con Hypermedia en abril, llamó a Cuba un «estado policial».

Lavastida ha estado involucrado en el movimiento 27N , que surgió de una protesta realizada el 27 de noviembre de 2020. Sin embargo, no es el único artista afiliado al movimiento que ha sido detenido. Tania Bruguera, Luis Manuel Otero Alcántara y otros también han sido detenidos por la policía cubana durante el último año. Luis Manuel permanece preso sin juicio ni abogado desde el 11J.

Muchos activistas habían pedido la liberación de Lavastida. Julie Trébault, directora de un programa dirigido por PEN America centrado en «artistas en peligro», dijo en un comunicado: «Las acusaciones falsas impuestas a Hamlet, que eran arbitrarias en todos los sentidos y carecían de cualquier apariencia de debido proceso, son emblemáticas de la los extremos a los que llega el gobierno cubano para silenciar a quienes los desafían, y la especial crueldad que se reservan para quienes, a través del poder del arte, pueden mover a otros a resistir también. Hamlet siempre ha puesto la causa más amplia de la libertad artística y la libre expresión por encima de su propia situación «.

Bisquet dijo en Facebook que tenía esperanzas para Lavastida y para ella misma. “Hay una fuerza para crecer”, dijo. «Una fuerza que se acumula en nosotros».

Facebook Comments